La Música Cristiana De Navidad Que No Puede Faltar Esta Navidad

La Música Cristiana De Navidad Que No Puede Faltar Esta Navidad

Música Cristiana de Navidad

Las 10 Mejores Canciones del 2022

Es esa época del año otra vez cuando las familias de todo el mundo se reúnen para celebrar la Navidad. Para algunos, esto significa reunirse alrededor del árbol y abrir regalos. Para otros, significa asistir a los servicios de la iglesia y cantar villancicos. Pero para muchas personas, la Navidad tiene que ver con la música. Ya sea que estén escuchando música navideña tradicional o música cristiana navideña, la música juega un papel importante en la celebración de la Navidad. En esta publicación, veremos 10 de las mejores canciones navideñas cristianas jamás escritas.

 

1. Luces de Colores – Jesús Adrián Romero y Melissa Romero

2. Yo Amo la Navidad – Tercer Cielo

3. Son Navideño – Ricardo Rodriguez

4. Es Navidad – Marcos Witt

5. Entre Nosotros – Marcela Gandara

6. Jesús el Rey – Susy Gonzalez ft Christine D’Clario

7. Santa la Noche – Majo y Dan

8. Medley Coritos de Navidad – Unción Tropical

9. Es Navidad – Alex Campos

10. Solo Tú – Lilly Goodman

A medida que se acerca la Navidad, es difícil ir a cualquier parte sin escuchar los sonidos familiares de la música navideña. Pero, ¿por qué no mezclarlo este año y probar algunas melodías navideñas con un toque cristiano? Sean villancicos de Venezuela o música cristiana de navidad de Puerto Rico, hay muchas opciones. ¡Quizás descubras tu nueva canción navideña favorita! Así que prepárate para adornar los pasillos con ramas de acebo y sube el volumen de tu lista de reproducción de música cristiana navideña. ¡Felices fiestas!

Escucha Música Cristiana Navideña 24 Horas al Día

En estas navidades, no te pierdas de lo nuevo de la música cristiana de navidad todos los días de diciembre y parte de enero por Génesis Radio 680AM 92.9FM HD2.

Sigue Nuestras Redes:

Acción de Gracias 2022 | Significado En Estados Unidos

Acción de Gracias 2022 | Significado En Estados Unidos

¿Por qué se celebra el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos?

El Día de Acción de Gracias es un feriado nacional en los Estados Unidos y el Día de Acción de Gracias del 2022 ocurre el jueves 24 de noviembre. En 1621, los colonos de Plymouth y los americanos nativos de Wampanoag compartieron una fiesta de la cosecha de otoño que se reconoce hoy como una de las primeras celebraciones de Acción de Gracias en las colonias. Durante más de dos siglos, las colonias y los estados celebraron días de acción de gracias. No fue hasta 1863, en medio de la Guerra Civil, que el presidente Abraham Lincoln proclamó un Día de Acción de Gracias nacional que se celebraría cada noviembre.

dia de accion de gracias

 Acción de Gracias en Plymouth

En septiembre de 1620, un pequeño barco llamado Mayflower partió de Plymouth, Inglaterra, con 102 pasajeros, una variedad de separatistas religiosos que buscaban un nuevo hogar donde pudieran practicar libremente su fe y otras personas atraídas por la promesa de prosperidad y propiedad de la tierra en el Nuevo Mundo. Después de una travesía traicionera e incómoda que duró 66 días, echaron el ancla cerca de la punta de Cape Cod, muy al norte de su destino previsto en la desembocadura del río Hudson. Un mes más tarde, el Mayflower cruzó la bahía de Massachusetts, donde los peregrinos, como se les conoce ahora comúnmente, comenzaron el trabajo de establecer una aldea en Plymouth.

Durante ese primer invierno brutal, la mayoría de los colonos permanecieron a bordo del barco, donde sufrieron exposición, escorbuto y brotes de enfermedades contagiosas. Solo la mitad de los pasajeros y la tripulación originales del Mayflower vivieron para ver su primera primavera en Nueva Inglaterra. En marzo, los colonos restantes se trasladaron a tierra, donde recibieron una asombrosa visita de un nativo americano Abenaki que los saludó en inglés.

Varios días después, regresó con otro nativo americano, Squanto, un miembro de la tribu Pawtuxet que había sido secuestrado por un capitán de barco inglés y vendido como esclavo antes de escapar a Londres y regresar a su tierra natal en una expedición exploratoria. Squanto enseñó a los peregrinos, debilitados por la desnutrición y las enfermedades, cómo cultivar maíz, extraer la savia de los arces, pescar en los ríos y evitar las plantas venenosas. También ayudó a los colonos a forjar una alianza con los Wampanoag, una tribu local, que duraría más de 50 años y, trágicamente, sigue siendo uno de los únicos ejemplos de armonía entre los colonos europeos y los nativos americanos.

En noviembre de 1621, después de que la primera cosecha de maíz de los Peregrinos resultó exitosa, el gobernador William Bradford organizó una fiesta de celebración e invitó a un grupo de aliados nativos americanos de la incipiente colonia, incluido el jefe de Wampanoag, Massasoit. Ahora recordado como el “primer Día de Acción de Gracias” de Estados Unidos, aunque los peregrinos mismos pueden no haber usado el término en ese momento, el festival duró tres días. Si bien no existe ningún registro del menú exacto del primer Día de Acción de Gracias, mucho de lo que sabemos sobre lo que sucedió en el primer Día de Acción de Gracias proviene del cronista de Pilgrim Edward Winslow, quien escribió: 

 

“Llegada nuestra mies, nuestro gobernador envió a cuatro hombres a cazar, para que, de una manera especial, pudiéramos regocijarnos juntos después de haber recogido los frutos de nuestro trabajo; cuatro en un día mataron tantas aves, como con un poco de ayuda al lado, sirvieron a la Compañía casi una semana, tiempo en el cual, entre otras recreaciones, ejercitamos nuestras armas, muchos de los indios vinieron entre nosotros, y entre el resto su mayor el rey Massasoit, con unos noventa hombres, a quienes agasajamos y festejamos durante tres días, y salieron y mataron cinco ciervos, que llevaron a la plantación y se lo entregaron a nuestro gobernador, al capitán y a otros. Y aunque no siempre sea tan abundante, como lo fue en este momento con nosotros, sin embargo, por la bondad de Dios, estamos tan lejos de la necesidad, que a menudo les deseamos participantes de nuestra abundancia “.

accion de gracias

Los historiadores han sugerido que muchos de los platos probablemente se prepararon con especias y métodos de cocción tradicionales de los nativos americanos. Debido a que los Peregrinos no tenían horno y el suministro de azúcar del Mayflower había disminuido en el otoño de 1621, la comida no incluía tartas, pasteles u otros postres, que se han convertido en un sello distintivo de las celebraciones contemporáneas.

 

El Día de Acción de Gracias se convierte en una fiesta nacional

 

Los peregrinos celebraron su segunda celebración de Acción de Gracias en 1623 para marcar el final de una larga sequía que había amenazado la cosecha del año y llevó al gobernador Bradford a convocar un ayuno religioso. Los días de ayuno y acción de gracias anuales u ocasionales también se convirtieron en una práctica común en otros asentamientos de Nueva Inglaterra.

Durante la Revolución Americana, el Congreso Continental designó uno o más días de acción de gracias al año, y en 1789 George Washington emitió la primera proclamación de Acción de Gracias del gobierno nacional de los Estados Unidos; en él, exhortó a los estadounidenses a expresar su gratitud por la feliz conclusión de la guerra de independencia del país y la exitosa ratificación de la Constitución de los Estados Unidos. Sus sucesores, John Adams y James Madison, también designaron días de agradecimiento durante sus presidencias.

En 1817, Nueva York se convirtió en el primero de varios estados en adoptar oficialmente un feriado anual de Acción de Gracias; cada uno lo celebró en un día diferente, sin embargo, y el sur de Estados Unidos permaneció en gran parte poco familiarizado con la tradición.

En 1827, la destacada editora de una revista y prolífica escritora Sarah Josepha Hale, autora, entre muchas otras cosas, de la canción infantil “Mary Had a Little Lamb”, lanzó una campaña para establecer el Día de Acción de Gracias como una fiesta nacional. Durante 36 años, publicó numerosos editoriales y envió decenas de cartas a gobernadores, senadores, presidentes y otros políticos, lo que le valió el sobrenombre de “Madre del Día de Acción de Gracias”.

Abraham Lincoln finalmente atendió su solicitud en 1863, en el apogeo de la Guerra Civil, en una proclama en la que pedía a todos los estadounidenses que pidieran a Dios que “encomiende a su tierno cuidado a todos aquellos que se han convertido en viudas, huérfanos, dolientes o víctimas de la lamentable contienda civil ”Y para“ curar las heridas de la nación ”. Él programó el Día de Acción de Gracias para el último jueves de noviembre, y se celebró ese día todos los años hasta 1939, cuando Franklin D. Roosevelt adelantó la festividad una semana en un intento de estimular las ventas minoristas durante la Gran Depresión. El plan de Roosevelt, conocido burlonamente como Franksgiving, fue recibido con una oposición apasionada, y en 1941 el presidente firmó a regañadientes un proyecto de ley por el que el Día de Acción de Gracias era el cuarto jueves de noviembre.

 

accion de gracias

Tradiciones y rituales de Acción de Gracias

 

En muchos hogares estadounidenses, la celebración del Día de Acción de Gracias ha perdido gran parte de su significado religioso original; en cambio, ahora se centra en cocinar y compartir una comida abundante con familiares y amigos. Turquía, un alimento básico de Acción de Gracias tan omnipresente que se ha convertido en un sinónimo de la festividad, puede o no haber estado en oferta cuando los Peregrinos organizaron la fiesta inaugural en 1621.

Hoy, sin embargo, casi el 90 por ciento de los estadounidenses comen el ave, ya sea asada, horneada o frita, en Acción de Gracias, según la Federación Nacional de Turquía. Otros alimentos tradicionales incluyen relleno, puré de papas, salsa de arándanos y pastel de calabaza. El voluntariado es una actividad común del Día de Acción de Gracias, y las comunidades a menudo organizan campañas de recolección de alimentos y cenas gratuitas para los menos afortunados.

 

Los desfiles también se han convertido en una parte integral de la festividad en ciudades y pueblos de los Estados Unidos. Presentado por los grandes almacenes Macy’s desde 1924, el desfile del Día de Acción de Gracias de la ciudad de Nueva York es el más grande y famoso, atrae de 2 a 3 millones de espectadores a lo largo de su ruta de 2.5 millas y atrae una enorme audiencia televisiva. Por lo general, presenta bandas de música, artistas, carrozas elaboradas que transportan a varias celebridades y globos gigantes con forma de personajes de dibujos animados.

A partir de mediados del siglo XX y quizás incluso antes, el presidente de los Estados Unidos ha “perdonado” uno o dos pavos de Acción de Gracias cada año, evitando que las aves sean sacrificadas y enviándolas a una granja para su jubilación. Varios gobernadores de EE. UU. También realizan el ritual anual de indulto de pavos.

Nuestros Eventos en Tampa

Entérate de nuestro eventos y conciertos en Tampa diseñados para todas las familias latinas de la Bahía de Tampa independiente de fe o credo.

Semana Santa 2022 Quiz

Semana Santa 2022 Quiz

¿A cuál de los 12 discípulos te pareces más?

Semana Santa 2022

Una de las razones por las que amamos tanto a los discípulos es porque agregaron el elemento humano a la historia de una leyenda celestial. A menudo leales, protectores y devotos, los 12 discípulos de los cuales se rodeó Cristo nos dan algo con lo que podemos relacionarnos de vez en cuando. Hurga en tu fe interior durante este juego, y tomaremos en cuenta tu personalidad, lo que te gusta y lo que no, y tus reacciones. Después, te revelaremos a quién te pareces más.

¿Eres los suficientemente valiente y devoto para querer ser crucificado junto a tu Salvador? ¿O eres del tipo que vendería a su mejor amigo por una bolsa de monedas de plata? Dinos cómo manejarías ahora las cosas y en la época bíblica. Ya sea que te veamos bautizando a la gente o predicando el evangelio a través de tus buenas obras, estamos seguros que comprenderás las similitudes una vez que te las revelemos. Puede que no vayas a trabajar mañana con un hábito, pero sostendrás tu cabeza en alto sabiendo que eres casi tan santo como uno de los discípulos.

Confiésanos todos sus pensamientos, y nos aseguraremos de que sepas en dónde te sentaste en la Última Cena. ¡Te sorprenderás de saber qué sandalias puedes llevar!

 

Toma el quiz y cuéntanos cómo te fue. Estaremos compartiendo sobre estas encuestas durante toda la Semana Santa en Buenos Días Familia con Luisa, Rosalín, Lemuel y Jake.

¡Para un Nuevo Comienzo!

Reflexión de Semana Santa | Un Corazón Que Corre Hacia La Tumba

Reflexión de Semana Santa | Un Corazón Que Corre Hacia La Tumba

Reflexión de Semana Santa

Un Corazón Que Corre Hacia La Tumba

 

Eugène Burnand fue un pintor suizo, cuyas creencias protestantes lo llevaron a pintar obras religiosas en las que puso su sello de realismo. Entre ellas, en el año 1898 pinta “Los Discípulos Pedro y Juan Corriendo al Sepulcro en la mañana de la Resurrección.” Esta obra está en la actualidad en una de las paredes del Musée d’Orsay en Paris, localizado en la que fue una vieja estación de trenes a un costado del Río Sena. Para algunos, esta es la mejor pintura acerca de la Pascua jamás realizada.

En esta pintura se aprecian los colores de los destellos de los primeros rayos del amanecer que están tiñendo las nubes de ese inolvidable domingo por la mañana. Pedro y Juan corren presurosamente hacia la tumba de Jesús. María Magdalena les acaba de decir que junto a otras mujeres fueron a la tumba para ungir su cuerpo con especias aromáticas, pero que éste ya no estaba allí. (Juan 20)

Las palabras de María aún están retumbando en sus oídos. Sus rostros llenos de mil emociones y sus actitudes corporales, nos revelan que no están seguros de poder creerlo. Juan, el más joven de los dos, el discípulo amado, apretuja nerviosamente sus manos. Él, quien estuvo con Jesús en el momento de ser crucificado, fue el único de sus discípulos que permaneció a su lado hasta el final. Se lo ve frágil, con la imagen fresca de la muerte sangrienta y dolorosa de su maestro rondando sus pensamientos, como si apenas pudiera convencerse a sí mismo de que Cristo podría estar vivo nuevamente.

A su lado está Pedro, quien fue quizás el más infiel de sus discípulos. Quien negó públicamente a Jesús en la noche más oscura de su vida. Se lo ve a Pedro aterrorizado, agobiado, como si por varias noches no hubiese podido conciliar el sueño, avergonzado, pero con un atisbo de esperanza. No está seguro de poder creer lo que le acaba de contar María Magdalena; pero con todas las fuerzas de su alma quiere hacerlo. Lo desea y lo necesita más que nadie. Mientras corre hacia la tumba, lleva su mano sobre el pecho, sintiendo cómo en su corazón comienza a latir la luz de la esperanza de una nueva oportunidad. Ese corazón que minutos antes estaba abatido, roto y tan muerto como su maestro el viernes anterior, parece cobrar vida otra vez.

Los ojos de ambos contienen una mezcla de ansiedad y esperanza, como los ojos de un padre que espera las noticias de un nacimiento inminente. En medio de la incertidumbre surge la expectativa. Los dos están corriendo juntos. El más joven y el más viejo de los discípulos vienen de situaciones diferentes, pero ambos han estado cerca de los acontecimientos dolorosos de las últimas horas y ahora van hacia el encuentro de lo que anhelan y todavía no pueden ver. Están corriendo hacia el descubrimiento del momento que alteraría para siempre el cielo y la tierra.

Más allá de nuestra posición, de nuestra labor pastoral o experiencia ministerial, todos somos Juan y Pedro en algún momento o casi siempre, corriendo hacia Jesús en medio de nuestros miedos, ansiedades, incertidumbres acerca del futuro, pérdidas y desesperación, dudas y vacío a medida que enfrentamos las pruebas y las dificultades de la vida.

Corremos con el peso de la vergüenza de los errores cometidos en nuestros días oscuros, con el quebrantamiento que nos produce el desgaste de la lucha diaria y esperando con todas las fuerzas de nuestros corazones que Jesús esté vivo, y que todavía nos ame, nos reciba y nos perdone.

Los sueños, las emociones, las visiones que habían sido destrozadas, que se derrumbaron y cayeron en un olvido insoportable ese viernes negro, parecen ir ahora corriendo con desesperada anticipación hacia el encuentro de la vida.

Que en esta Pascua, nuestra fe aumente y nuestros corazones quebrantados sean sanados recordando que, a pesar de nuestros propios fracasos, Dios nos ama y nunca nos dejará ir. Afirmemos en nuestros corazones la realidad de que la muerte no es el final. Porque si Jesús resucitó de los muertos también nosotros lo haremos.

A través de esta pintura, Burnand nos anima a meditar en los rostros de Juan y Pedro y a través de ellos, nos hace la invitación a descubrir por nosotros mismos la tumba vacía. Que en estos días nuestros ojos se llenen de la misma esperanza desesperada que Pedro y Juan tuvieron esa mañana inolvidable del primer día de la semana. El primer día del resto de la historia.

 

Sergio Valerga

Reflexión de Semana Santa

Sergio Valerga

Sergio Valerga es graduado y ordenado de «Christ for the Nations Institute» en la ciudad de Dallas, donde se desempeña como Decano de estudiantes y maestro. Dirige junto a su esposa el ministerio «Generación Diferente». Su pasión y compromiso por la juventud lo han llevado a servir con éxito tanto en Argentina como en los Estados Unidos. Actualmente, es pastor de Vive Church en  Dallas, Texas donde también reside junto a su esposa Carina y sus dos hijos Sergio y Alan. 

La Impotencia del Comunicador | Alex Sampedro

La Impotencia del Comunicador | Alex Sampedro

La Importancia del Comunicador

 

La impotencia del comunicador, de aquel que quiere sembrar ideas, ¿no te ha pasado? Das por hecho que los seguidores de Jesús tienen una misma hoja de ruta, que piensan, en esencia, como tú. Tú no eres nadie, solo escribes cosas, o cantas cosas, o dices cosas, y sin querer, cada vez te presta atención más gente. Y esa gente cree que te conoce. No, solo conoce lo que dices. Intentas no pensar mucho en ello, y sigues diciendo lo que piensas, y además crees, acertadamente o no, que es algo que puede ayudar a la gente, al Reino de Dios.

Entonces, asumes tu responsabilidad, que no sabes muy bien quién te la ha dado, y a veces algunos te atacan, o no te comprenden, o utilizan tus palabras para decir lo contrario. A veces escuchamos solo lo que queremos.

Entonces empiezas a defraudar a la gente. Algunos hablan a tus espaldas. Hacen exégesis de tuits, creen saber lo que querías decir. En ocasiones hago afirmaciones categóricas. No doy para más, y soy intencionalmente provocador. Me creo heredero del provocador por excelencia.

Por ejemplo, las olas ideológicas que han inundado el mundo pop, sobretodo desde los años sesenta, me tienen harto, más que harto. Y no lo puedo ocultar. Y que creyentes hayan tragado el camello, y desde esa ideología juzguen la cosmovisión bíblica es grave. Además, hacen declaraciones disruptivas, y reniegan de la sabiduría ancestral de la Escritura sin una reflexión profunda, sin escuchar a los que los aman, a los suyos, a predicadores de la palabra. Y prefieren, para hacerse una opinión ética de los temas de actualidad, una charla TED.

Por otro lado, los conservadores me tachan de liberal, lobo vestido de oveja, me dicen. Impertinente y sin la formación adecuada. Cantante, metido a teólogo, como insulto. Sin saber lo que he estudiado o he dejado de estudiar. Los liberales, los progresistas (sé que dependiendo del país y de la disciplina significan cosas diferentes, da igual), me tratan de retrógrado, por no comerme todas las innovaciones de última moda en torno a lo que significa ser humano, hombre o mujer, la familia, la sexualidad, la vida, la muerte, etc. Y sin oportunidad de reflexión…

La impotencia del comunicador. No me queda otra que ser fiel a mi mismo, y al Dios que me hizo así, y tener misericordia conmigo y con los demás. Sigo en el camino. Sigo leyendo libros como si no hubiera un mañana, devorando de todos los temas que me interesan, construyendo mi yo: la libertad, la justicia, el sexo, la economía, la Biblia, la política, la teología, la eclesiología, Jesús. Intentando conectarlo con la gran idea: El Reino de Dios.

Quizá pido un voto de confianza, o compasión, o algo. La intolerancia es la marca de la casa de las nuevas ideas rompedoras, la cultura de cancelación. La mansedumbre brilla por su ausencia. La secta de los fariseos y fariseas (ahora hay que decirlo así), sigue viva. Yo a lo mío, hablo al aire, al desierto, y procuro centrarme en servir a mi comunidad primaria, cercana, próxima, que es de la que Dios me pedirá cuentas, mayormente.

La impotencia del comunicador. Entonces resuenan las palabras del Maestro, mi vocación y llamado: el sembrador salió a sembrar.

 

Alex Sampedro 

Genesis Radio tampa blog

Alex Sampedro

Es licenciado en psicología, poeta, compositor y violinista. Es pastor en la ciudad de Valencia, España desde dónde viaja por el mundo con su música y sus reflexiones acerca de la fe, el amor, el arte, la espiritualidad y la iglesia.

Hablemos de Dios | Ulises Oyarzún

Hablemos de Dios | Ulises Oyarzún

Hablemos de Dios

 

Dios es tan poderoso que hizo lo completamente contrario, se vistió de fragilidad…
Dios es tan inmutable que cambió radicalmente al llegar a este mundo. Primero como embrión y luego pegado a los pechos de su Madre…
Dios es tan omisciente que en su condición de hombre se aferró a la incertidumbre, a esa dialéctica humana con todos sus desvaríos e improvisaciones…
Dios es tan Dios que lo vemos en una cruz torturado.
Humano, miserable, muerto, abandonado.

 

Un marginal de manos y pies heridos.
Quizás algunos que prefieren aferrarse a una vida con certezas desde donde arraigarse, este Dios le es espurio.

 

Para otros que nos cansamos de los dioses inalcanzables, este Dios con rostro de hombre nos amerita nuestra total entrega y contemplación.

 

Ulises Oyarzún

genesis radio tampa blog

Ulises Oyarzún

ha trabajado como pastor de jóvenes por muchos años en la Iglesia Bautista de Chile. Es graduado en teología del Seminario Teológico Bautista de Santiago. Locutor profesional de radio, graduado de la “Escuela de Locutores de Chile”. Actualmente pastorea, junto a su familia, en Vástago Epicentro Monterrey junto a Jesús Adrián Romero.