No Delegues a la Escuela "LO QUE ES TUYO POR DESIGNIO"

La verdad es que no existe un mapa de guía que nos muestre la ruta a tomar en la crianza e información de nuestros hijos fuera de la Biblia. La responsabilidad de ser padre siempre está ahí. Sea que tengas un bebe un niño pre-escolar, o adolescente, vas a querer formar esa vida correctamente porque ellos serán lo que aprendan de ti. Día tras día sea para bien o para mal los padres están sembrando en sus hijos respuestas, reacciones y relaciones. Se cosechara lo que por 18 años se ha estado programando en su personalidad.

Es importante que acordemos que el mundo y la época en que fuimos criados no es el mismo  que el de nuestros hijos. Los riesgos y los retos son mayores. Estos riesgos se incrementan con la exposición que nuestros hijos tendrán a la violencia, inmoralidad, racismo, la presión de amigos, y la mentira que le vende la televisión. Lamentablemente tenemos que incluir en esta lista la experiencia escolar.

La palabra de Dios nos da una promesa substancial que trae fortaleza y fe. En Salmos 144:12-14 leemos que nuestra confianza en Dios nos enseña que nuestras necesidades serán saciadas, que podemos criar nuestros hijos de tal manera que las paredes que rodean nuestra familia se mantendrán intactas, ninguno de nuestros hijos será tomado prisionero y no habrán problemas en las calles.

No dependas de las aulas escolares para ayudar a tus hijos a crecer. Tus hijos necesitan saber que son especiales, que son amados, que pueden depender de una autoridad estable en el hogar, que pueden recurrir  a sus padres cuando se les presente preguntas sobre el sexo, y que pueden tener una relación con el  Dios que los creo y que destino con sus propósitos. El suplir las necesidades que ellos tienen no se puede delegar a nadie más, es tu responsabilidad por diseño de Dios.

Para poder lograr suplir las necesidades de tus hijos necesitas ser un padre efectivo y proactivo en vez de reactivo. Un padre reactivo esta siempre reaccionando a los cambios de humor y comportamiento de sus hijos. Por otro lado un padre proactivo  y efectivo conoce su misión y es consistente. Si tienes una agenda clara, un plan de lo que debes hacer con tus hijos ninguna hoja cultural o secular podrá cambiar el clima de tu hogar y tus hijos serán plantados y labrados bellamente.

Pastora Evelyn Chaparro

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.