Noche de Milagros en Tampa

Una experiencia para la historia.

Sé que el alcance de lo ocurrido anoche todavía no lo vemos en plenitud. Gradualmente iremos descubriendo que lo sucedido es mayor que lo que vimos a simple vista. Dios prepara su ambiente para una visitación espiritual de proporciones mayúsculas. En medio de la crisis económica, moral y espiritual que nuestro país atraviesa Dios nos hace escuchar su voz diciendo “Yo sigo siendo la única alternativa”.

Siempre, estos ambientes convulsos y amenazantes han provocado que los pueblos se tornen a Dios buscando el oportuno socorro. Veo que nuestro pueblo lo está haciendo y la repuesta divina es inmediata.

El ministerio de los hermanos Wesley libró de la bancarrota económica y espiritual a Inglaterra. Hoy Cristo sigue siendo la única opción que tenemos. La repuesta a la crisis financiera que vivimos no es de naturaleza política, la solución a tantos males sociales no viene de los hombres. Nuestro pueblo necesita escuchar el mensaje esperanzador de la cruz. Tenemos que volver a la senda antigua.

En repuesta al impulso del Espíritu Santo estamos coordinando varias giras con el propósito de impactar espiritualmente algunos de los lugares más vulnerables en nuestro país. Acabo de llegar de Arizona, ayer en Tampa, Florida y próximamente en Tennessee. Se organizan grupos de líderes y pastores para la coordinación de eventos evangelísticos que tomarán lugar durante los próximos meses y en el transcurso del 2011.

Suplico su ayuda y respaldo en esta cruzada de fe. Sin sus oraciones no podremos avanzar como Dios quiere y los eventos no tendrán la penetración espiritual que se requiere. Estamos levantando un ejército de intercesores internacional. Hay personas que están siendo movidas por el Señor a acompañarnos en oración en muchos países y mi deseo es que tengamos gente orando las veinticuatro horas del día. Solo así estos muros serán conmovidos.

Dios está intensificando el espíritu de oración en mí y en muchos otros a través del mundo. El Señor me habló diciendo: “Este ministerio no avanzará por el ingenio humano sino por el poder de mi Espíritu Santo”. La mano de Dios no la moverá nuestro intelecto sino la fe. Por eso ruego sus oraciones y apoyo en el Señor.

Por las almas, Pastor Díaz-Pabón