La Verdadera Satisfacción

Que es lo que viene a su mente cuando se escucha mencionar la palabra Satisfacción ¿Cuantos de ustedes pueden decir que están realmente satisfechos? La verdad es que todos nosotros deseamos tener satisfacción en alguna que otra área de nuestra vida.

La falta de satisfacción es lo que nos impulsa, es una parte normal de nuestra vida. Ese apetito, impulso, y urgencia fue puesto por Dios para que deseemos y tengamos hambre por su presencia.

El problema esta cuando tratamos de llenar esa necesidad con objetos o con otras relaciones personales. Imagínese tener un hambre inmensa después de no haber comido por dos días y cuando por fin le ofrecen comida que le den un solo bocado. De la misma manera cuando tratamos de satisfacer el hambre por la presencia de Dios con otra cosa que no sea El.

La satisfacción obtenida es temporera y por ende vacía. Esta clase de actividad temporal crea confusión y falta de visión. Puede traer ataduras, cargas, y pérdida.

La verdadera satisfacción que es en Cristo Jesús, redime, restaura, libera, reconcilia, deleita, reclama, paga la deuda trae placer, trae confianza y trae gratificación.

En salmo 17:15 nos muestra que somos satisfechos al buscar el rostro del Señor y estar en su presencia .Jeremías 31:25-26, “porque yo he de satisfacer al alma cansada y he de saciar a toda alma atribulada. Por lo tanto desperté y mire y mi sueño era dulce al ver la seguridad que dio”

Que tremendo el pasaje en Isaías 55:1-3 y como es el que ama nuestra alma nos llama claramente a entrar en el pacto con el.

Tome el tiempo de leer también Salmos 103:3-5 y Salmos 107:1-9 y podrá ver el gran amor que Dios tiene por su alma.

No importa la etapa de su vida o en que lugar de su vida este faltando, Dios siempre estará dispuesto a encontrarse donde usted este. Él es la verdadera satisfacción.

Pastora Evelyn Chaparro

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.